Saltar al contenido
CENTELLA ASIÁTICA

Infusión de Centella Asiática

Té de centella asiática, ideal para la piel y para tratar la celulitis

La celulitis afecta a mujeres de todas las edades e impide que muchas se vistan como les gustaría. Faldas de menor longitud, pantalones más ajustados y leggins son algunas de las prendas que las mujeres evitan si sufren de celulitis. Si encajas en ese perfil puede celebrar: se están descubriendo cada vez más propiedades anticelulitas en el té de centella asiática, que en la actualidad ya es bien conocido entre las personas que buscan una solución a este problema.

Infusión de Centella Asiática

Propiedades y características de la centella asiática

A pesar de ser muy conocida en el Este de Europa y en muchos países de Sudamérica, la centella asiática es una planta originaria de Asia y Sudamérica. La planta, que tiene preferencia por lugares húmedos y sombreados, es conocida por varios nombres diferentes, siendo otro de los más populares el de gotu kola. Las propiedades medicinales de la centella asiática se encuentran en todas sus partes, así que el té se puede hacer con cualquier parte de ella, pero la preferencia es hacer la infusión con la parte de las hojas. El té a su vez tiene un sabor refrescante y a la vez ligeramente amargo, pero no se recomienda endulzarlo; ya que así sus efectos serán mucho más benéficos.

Beneficios de la centella asiática

Son innumerables los beneficios del té de centella asiática en el cuerpo, pero es contra la celulitis que se muestra un fuerte aliado. De té mejora la micro-circulación en la zona, a al vez que elimina los líquidos y las toxinas que provocan los indeseados bultos en la piel.

La centella asiática para adelgazar se debe al gran potencial diurético que presenta el té, aunado a esto, elimina los líquidos que se acumularon en exceso en el cuerpo. También se encuentran en él sustancias antiinflamatorias que evitan la hinchazón característica de la celulitis.

Se recomienda el consumo de té de centella asiática también por personas que padecen varices, ya que la planta fortalece los vasos sanguíneos evitando los problemas causados por su mal funcionamiento. El té también aumenta la producción de colágeno, que ayuda a sanar y da más firmeza a la piel.

Atención: en cuatro semanas se puede ver el resultado del tratamiento con el té de centella asiática, pero es común que en las dos primeras semanas se tenga la impresión de que las celulitis han aumentado, porque en ese período se están liberando las células grasas.

¿Cómo se debe preparar el té de centella asiática?

Para tener acceso a todos los beneficios que el té de centella asiática aporta al organismo, como la estimulación ya citada de la producción de colágeno y las propiedades diuréticas, se recomienda el consumo de al menos dos tazas de té al día. Preparar la infusión es muy simple, a continuación te decimos cómo prepararla:

  1. En una olla de vidrio o hierro coloque medio litro de agua filtrada y una cucharada de centella asiática seca, de preferencia.
  2. Lleve la olla al fuego y apague en cuanto el agua comience a hervir.
  3. Tape la olla y mantenga la mezcla cerrada durante unos diez minutos, hasta que su temperatura baje.
  4. Sirve cuando se encentre tibio y bebe, de preferencia sin endulzar.

¿Existen contraindicaciones para el consumo de té de centella asiática?

El té de centella no debe ser ingerido por gestantes, lactantes, ni por cualquiera que sufra gastritis, úlceras o problemas estomacales diversos. La centella asiática puede provocar reacciones alérgicas en personas que son intolerantes a cualquiera de sus componentes, por lo que al principio se debe ingerir poco té.

[Total:0    Promedio:0/5]