Saltar al contenido
CENTELLA ASIÁTICA

Centella Asiática » Qué es, Para qué sirve, usos, propiedades y Más

La centella asiática es una planta perteneciente al continente asiático (de allí la razón de su nombre). Debido a que es perteneciente a esta región, es frecuente que esta planta sea utilizada en la medicina natural China; esto se debe principalmente a la enorme cantidad de beneficios y propiedades que tiene la centella asiática. Es importante tener en cuenta, que a pesar de ser una planta originaria de Asia, esta es posible encontrarla en el continente americano y europeo, puesto que ha sido llevada a estos lugares para comercializarla como una planta medicinal.

¿Qué es la centella asiática?

Hoja de Centella Asiática
Hoja de planta de Centella Asiática

Es una planta herbácea anual (requiere de un año para cumplir todo su ciclo y poder florecer correctamente). Además, como se mencionó anteriormente, es originaria de Asia, aunque es totalmente posible encontrarla en casi cualquier parte del mundo, puesto que debido a sus propiedades es utilizada y aclamada por muchas personas que utilizan la medicina naturista.

Normalmente se suele utilizar el tallo, las hojas, las raíces y las flores al momento de cosechar la planta, puesto que cada una de estas partes se encuentran llenas de componentes que otorgan ciertas propiedades y beneficios al ser consumida o utilizada. Esto significa, que da igual la parte de la centella asiática que sea utilizada, de igual manera se pueden obtener muchos beneficios.

Como último dato de interés, la centella asiática puede ser llamada con los siguientes nombres:

  • Gotu Kola.
  • Antanan.
  • Pegaga.
  • Brahmi.
  • Taquibsuso de Filipinas.

Es decir, todos estos nombres hacen referencia a la misma planta.

Aspecto físico de la centella asiática

Se puede decir que el aspecto de la centella asiática es bastante común, aunque tiene ciertas características que ayudan a diferenciarla de otras plantas similares.

Lo que más destaca del aspecto de la centella asiática son sus finos tallos con estolones rastreros (brotes al nivel del suelo) y sus grandes hojas, las cuales son de un color verde, alargadas y con vasos marcados. Las raíces suelen tener unos pequeños pelos que pueden generar comezón al tocarlos.

Entorno a las flores de la centella asiática, estas suelen tener tonalidades que van desde el rosa, hasta el rojo; por otra parte, son redondeadas, pequeñas y siempre se suelen encontrar a la altura del suelo. El tamaño de estas flores no suele superar los 3 milímetros, aparte de ello, suelen tener entre 5 y 6 corolas por flor (sin mencionar, que estas flores también pueden tener estigmas y estambres).

¿Para qué sirve la centella asiática?

Consecha de Centella Asiática
Consecha de Centella Asiática

Como se ha mencionado anteriormente, la centella asiática tiene muchas propiedades, por ello es de gran utilidad en varios casos, entre los cuales se pueden mencionar los siguientes:

Centella asiática para adelgazar

La centella asiática posee una enorme variedad de propiedades y algunas de ellas ayudan a controlar la ansiedad por comer, disminuyen la acumulación de grasas y evitan la retención de líquidos (sin mencionar que estas mismas propiedades también son buenas para aumentar la eliminación de líquidos).

Como si todo esto no fuera suficiente, los jugos, ensaladas y alimentos que en general contengan la centella asiática, ayudan a saciar el hambre que se tiene; lo que significa, que al consumir la centella asiática, se estará generando un efecto de satisfacción alimenticia, aunque realmente se hayan comido menos calorías de lo que el cuerpo está acostumbrado a consumir. Esto por obvias razones, convierte a la centella asiática en la mejor opción para adelgazar.

Obviamente, al utilizar la centella asiática para adelgazar, es fundamental también adoptar una dieta balanceada y hacer ejercicios, para así obtener unos resultados más notables y duraderos.

Como último dato de interés, las mejores opciones para utilizar la centella asiática para adelgazar, es por medio de batidos, infusiones o comprimidos (pastillas).

Estimular la producción de colágeno

El colágeno es una sustancia que todos los seres humanos poseen y la misma cumple un papel fundamental, puesto que se encarga de todo lo relacionado a la piel. En pocas palabras, el colágeno es de gran utilidad en los siguientes casos:

  • Ideal para sanar heridas, llagas, úlceras y quemaduras.
  • Evita la aparición de arrugas en la piel.
  • En general ayuda a restaurar la piel dañada por cualquier razón.
  • Estimula la cicatrización.
  • Evita la celulitis y ayuda a desaparecerla.
  • Sirve para evitar o tratar el enrojecimiento de la piel a raíz de muy bajas o altas temperaturas ambientales.
  • Puede ser de utilidad para tratar varias afecciones relacionadas a la piel (consultar con un médico antes de utilizar esta planta en caso de sufrir alguna enfermedad).

Todos estos beneficios de la piel, se obtienen al utilizar la centella asiática (su consumo directo también aporta estos beneficios), ya que la misma se encarga de hacer que el cuerpo produzca colágeno en grandes cantidades (mientras más colágeno exista en el cuerpo, mejor estará la piel).

Ideal para combatir la fatiga y otras cosas

Esta planta es ideal para combatir la fatiga, el estrés, la falta de energía y la debilidad física que se pueda llegar a tener por la falta de vitaminas, depresión o el exceso de actividades en el día a día. En general, la centella asiática es de gran utilidad para mejorar la salud mental del consumidor.

Cabe mencionar que estos beneficios solamente se obtienen cuando se ingiere la centella asiática en forma de infusión, aunque los comprimidos también pueden generar un efecto positivo, aunque en menor medida.

¿Cómo utilizar la centella asiática?

Infusiones de centella asiática
Infusiones de Centella Asiática

En el mercado es posible encontrar una gran variedad de productos que están hechos en base a esta planta, además, también existe la posibilidad de utilizar la centella asiática de forma directa, aunque esto es algo que puede ocasionar alergias en general. Sabiendo esto, las formas de utilizar la centella asiática más frecuentes son las siguientes:

Comprimidos o tabletas

Una de las presentaciones de centella asiática más frecuente y fácil de conseguir, son comprimidos o tabletas, que están hechas casi en un 100% de centella asiática (puede variar ligeramente según el fabricante). Normalmente se encuentra en presentaciones que van desde los 10, hasta los 100 comprimidos de 100 miligramos cada uno.

Estos comprimidos son de gran utilidad, puesto que son una manera simple de obtener todos los beneficios de la planta.

Lociones y cremas

Hay muchas lociones, aceites y cremas que tienen centella asiática en su composición. Estas presentaciones sirven para dar masajes, como tratamiento diario para evitar el envejecimiento de la piel o tratar afecciones externas (como heridas, cicatrices, erupciones, entre otras cosas).

Normalmente su versión más útil para su uso externo es por medio de cremas y aceites, aunque las lociones también son de gran utilidad para mantener la piel sana y joven.

Infusiones de centella asiática

En el mercado existen polvos preparados para hacer infusiones de centella asiática. Su preparación es bastante simple y aunque se pueden obtener muchos de sus beneficios, su consumo no es tan natural, puesto que en la fabricación de este polvo se utilizan varios químicos para garantizar su duración, sabor y compactación.

Ahora bien, también se tiene la opción de preparar infusiones de centella asiática totalmente naturales, para ello, es fundamental con los siguientes ingredientes:

  • 1 litro de agua (o la mitad, en caso de querer preparar una menor cantidad).
  • 30 gramos de raíz de centella asiática (o la mitad, en caso de querer una menor cantidad).
  • Cualquier endulzante natural (la cantidad, queda a gusto del consumidor).

Teniendo estos ingredientes, solamente  hay que seguir estos pasos para preparar una infusión de centella asiática:

  • Poner a hervir el agua en una olla.
  • Cuando el agua esté hirviendo, se debe añadir la raíz de centella asiática.
  • Se debe dejar hervir todo durante 2 – 3 minutos.
  • Dejar reposar durante unos minutos.
  • Colar para eliminar las impurezas.
  • Endulzar al gusto.

Lo único negativo de esta preparación natural, es que se necesita tener acceso a la planta en su estado natural, lo cual puede ser algo complicado dependiendo del lugar en donde se esté.

Extracto líquido

Aunque sea menos frecuente que las otras presentaciones, el extracto líquido de centella asiática es posible encontrarlo en tiendas especializadas de Internet. Este líquido es de gran utilidad al momento de querer tratar problemas nerviosos y aunque su uso puede variar mucho según el fabricante, las propiedades que se pueden aprovechar de la planta son considerables.

Además, el extracto también puede ser mezclado con jugos y batidos, esto para hacer mucho más simple su ingesta.

Como último dato de interés, esta presentación también puede ser mezclada con cremas, para obtener sus beneficios en la piel (aunque sus efectos en el área se verán considerablemente reducidos en comparación al utilizar otras presentaciones).

Planta seca

Es posible encontrar la centella asiática seca (esto para preservarla durante largos periodos de tiempo). Esta versión, aunque disminuye considerablemente sus propiedades, de igual manera puede ser de gran utilidad, sobre todo al momento de querer obtener sus beneficios en la piel.

Básicamente se puede mezclar con cremas o utilizarlo en jabones líquidos, para aplicar la planta en la piel durante unos minutos al momento de tomar una ducha.

Además, la centella asiática seca puede ser utilizada para preparar infusiones, y los pasos son iguales, que al prepararlo con raíces de centella asiática (solamente se cambian las raíces por la planta seca y listo).

Aspectos a considerar sobre la centella asiática

Centella asiática líquida
Centella Asiática líquida para cosumir

Si se desea incluir la centella asiática en la vida diaria (es decir, empezar un tratamiento con esta planta), es fundamental tener en cuenta algunos aspectos, esto con el objetivo de garantizar buenos resultados y evitar complicaciones futuras. Entre las cosas que se deben tener en cuenta, se encuentran las siguientes:

Dosis recomendada para el consumo de centella asiática

La dosis es algo que puede variar mucho dependiendo de la presentación que se esté utilizando, es por ello, que se deben tener en cuenta los siguientes datos para saber la dosis recomendada de centella asiática:

  • Si son comprimidos de 100 miligramos: Lo ideal sería consumir un comprimido diario antes de dormir (o después del almuerzo). Esto durante un mes seguido, posterior a ello, hay que tomar una pausa de 2 semanas para evitar alteraciones en el organismo.
  • Si son cremas, lociones o aceites: Estas se pueden utilizar diariamente sin ningún tipo de pausa, siempre y cuando no se sufran afecciones en la piel y el objetivo sea mantener la piel joven. En caso de querer tratar alguna afección, el tratamiento se debe extender hasta que se haya solucionado el problema (en caso de notar alguna anomalía, se debe asistir al médico lo antes posible).
  • En caso de utilizar las infusiones: Si se toman infusiones o té de centella asiática, la dosis recomendada es una tasa diaria en ayunas o antes de dormir. Esto durante uno o dos meses seguidos, luego será necesario tomar una pausa de al menos dos semanas para evitar alteraciones.
  • Si son otras presentaciones: En caso de utilizar cualquier otra presentación de la planta, entonces se deben seguir las instrucciones que vengan con el producto o contactar con un médico naturista.

En cualquiera de los casos, siempre se recomienda consultar con un médico naturista o especializado, para garantizar el correcto uso de la planta. Además, en caso de estar ingiriendo algún tipo de medicamento, es recomendable primero asistir con un médico para evitar complicaciones (la centella asiática puede disminuir el efecto de determinados medicamentos).

Centella asiática con alcachofa

En el mercado es posible encontrar una presentación de comprimidos, donde se hace una mezcla entre la planta centella asiática con alcachofa. Teniendo en cuenta que la alcachofa es una de las plantas con mayores propiedades medicinales de todo el mundo, estos comprimidos tienen una enorme capacidad al momento de tratar una gran variedad de afecciones y mantener en buen estado la salud integral de las personas.

Por otro lado, aunque es posible mezclar la centella asiática con alcachofa de manera directa, esto no se recomienda, puesto que su sabor no es el mejor (al menos que se haga con cremas, para un uso tópico).

¿Dónde comprar centella asiática?

Medicinas de centella asiática
Medicinas de Centella Asiática

La centella asiática puede ser conseguida en prácticamente cualquier lugar del mundo. Básicamente se puede comprar en cualquier tienda naturista (aunque debido a que es una planta, puede que no sea posible encontrarla en una tienda naturista dependiendo de la ubicación).

Por otro lado, en caso de no encontrar ninguna tienda que tenga la planta, se puede recurrir a los comprimidos (o pastillas) de centella asiática, los cuales pueden ser adquiridos por medio de Internet (cualquier tienda virtual especializada en el área).

Obviamente, con los comprimidos no se pueden hacer infusiones y batidos, pero de igual manera se pueden aprovechar sus propiedades, siguiendo las instrucciones (las cuales pueden variar dependiendo de la pureza del producto).

Precio de la centella asiática

El precio de la centella asiática puede variar mucho según la presentación, en lugar donde se desee comprar y el país en donde se esté. Teniendo en cuenta esto, se debe saber lo siguiente:

  • Un envase con 60 comprimidos de 100 miligramos cada uno, puede tener un valor de 20 dólares. Obviamente, el precio puede ser inferior o mayor, dependiendo del país y la tienda que se elija para la compra.
  • 100 gramos de centella asiática seca puede tener un costo de 5 dólares. Nuevamente, este precio puede variar dependiendo de distintos factores.

Contraindicaciones de la centella asiática: ¿En qué personas no se recomienda la centella asiática?

La centella asiática y los glóbulos rojos
Glóbulos rojos y la Centella Asiática

Aunque la centella asiática sea una planta medicinal muy utilizada y recomendada, es importante que cualquier persona interesada en implementar esta planta en su vida cotidiana, sepa que la misma se encuentra contraindicada en ciertos casos (es decir, su uso puede ser más perjudicial que bueno). Entre los casos donde la centella asiática no se recomienda, se encuentran los siguientes:

Personas con insuficiencia hepática

Cualquier persona que tenga problemas con el hígado (insuficiencia hepática o similar), debe evitar el consumo de esta planta, puesto que dentro de la composición de la centella asiática se encuentran ciertos elementos que puede empeorar la situación en lugar de mejorarla. Esto se debe a que aumenta la carga que tiene el hígado, lo cual es negativo si este no está funcionando correctamente.

Mujeres embarazadas

La centella asiática posee propiedades emenagogas, las cuales tienen la capacidad de generar abortos espontáneos, esto debido a que estimula el flujo de sangre en el área pélvica, lo cual podría afectar de manera directa al embarazo (y en ocasiones, al fato).

Personas que quieran un embarazo

Esta planta tiene la capacidad de disminuir la fertilidad en animales y seres humanos, según estudios realizados recientemente. Es por ello, que si se está buscando un embarazo, no se debe consumir esta planta, ya que reduce las probabilidades de que esto ocurra.

No se recomienda durante el periodo de lactancia

Aunque se desconocen los efectos exactos que se pueden generar en el recién nacido a raíz del consumo de la planta durante el periodo de lactancia, se recomienda que no se haga, puesto que existe una gran probabilidad de que esto pueda afectar al recién nacido de manera directa.

No se recomienda en niños menores de 12 años

Debido a que se desconocen los efectos que esta planta pueda generar en los niños menores a 12 años, no se recomienda su consumo (al menos que sea bajo la recomendación de un especialista).

Personas con diabetes

La centella asiática puede aumentar los niveles de glucosa en la sangre debido a su composición. Es por esto, que no se recomienda en personas con diabetes, ya que podría empeorar su condición (si puede ser consumida, pero en muy bajas cantidades y bajo la supervisión de un especialista).

Personas con problemas de colesterol

En algunos casos se ha registrado un pequeño aumento en el colesterol de las personas que consumen centella asiática, es por ello que su uso no se encuentra nada recomendado en personas que sufran de colesterol alto. Pueden hacer uso de la planta, pero deben estar al tanto que existe una gran probabilidad de que los niveles de colesterol aumenten un poco.

Personas que estén bajo determinados tratamientos

La centella asiática puede interactuar negativamente con otros medicamentos, es por ello que en caso de estar consumiendo algún medicamento, primero se debe consultar con un especialista antes de empezar a tomar centella asiática.

Esta planta interactúa mayormente con antidepresivos y benzodiacepinas.

Efectos secundarios de la centella asiática

Productos hechos con Centella Asiática
Productos hechos con Centella Asiática

La centella asiática sirve para muchas cosas y posee muchas propiedades, sin embargo, un uso excesivo o indebido, puede generar una serie de efectos secundarios, entre los cuales se destacan los siguientes:

Reacciones alérgicas en general

Si la persona es alérgica a algún componente de la planta o toca sus raíces de forma directa, puede desencadenar una reacción alérgica cutánea general. Esto incluye comezón, ardor, erupciones, entre otras cosas.

En caso de presentarse alguno de estos síntomas, lo indicado es dejar de consumir la planta y evitar en entrar en contacto con sus raíces o cualquier otra parte de la misma. Además, en caso de que los síntomas persistan por más de 24 horas, será necesario asistir a un médico para evitar posibles complicaciones futuras.

Reacciones alérgicas en general

Otros de los efectos secundarios de la centella asiática, trata de problemas digestivos generales. Es decir, un consumo indebido puede generar ardor estomacal, reflujo y acidez.

En caso de presentarse estos problemas, lo indicado es suspender su consumo durante una semana y retomarlo; en caso de que los problemas vuelvan a aparecer, se debe suspender su ingesta de manera indefinida.

Puede causar sueño

No se recomienda consumir esta planta y sus productos derivados durante jornadas de trabajo o actividades que requieran concentración, esto debido a que uno de los efectos secundarios de la centella asiática es la somnolencia, lo cual podría generar muchos problemas dependiendo de la situación.

Puede aumentar los niveles de colesterol

Como se mencionó anteriormente, esta planta tiene la capacidad de aumentar los niveles de colesterol en algunas personas, y aunque se desconoce la razón de esto, se recomienda tener cuidado si se tiene problemas de colesterol o cualquier afección relacionada.

Puede producir mareos y dolores de cabeza

Estos dos efectos secundarios de la centella asiática, están estrechamente relacionados con su consumo excesivo. Básicamente son dolores de cabeza y mareos convencionales, pero se puede volver muy fuertes si no se empieza tener un control en su ingesta.

[Total:2    Promedio:5/5]